sábado, 4 de octubre de 2008

EL CUIDADO DE NUESTRO CUERPO

Nuestro cuerpo debemos cuidarlo y protegerlo con mucho amor y cariño para que nada malo nos pase. Para ello debemos tener en cuenta principalmente las siguientes recomendaciones:

Una sana alimentación
Para una alimentación balanceada debemos comer frutas, verduras, carnes y lácteo. Los problemas de una mala alimentación provocan sobrepeso, cansancio y enfermedades.
La alimentación debe ser de acuerdo a las necesidades calóricas y equilibradas en cuanto a proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas y minerales. Se previenen así enfermedades cardiovasculares, obesidad, malnutrición, etc.

El ejercicio
El ejercicio es una actividad que se deja siempre de lado, sólo nos importa la diversión, no el ejercicio como actividad que nos puede mantener en buena forma. Una rutina de ejercicio de 15 a 20 minutos diarios nos puede cambiar el ánimo y la sensación de nuestro entorno. Podemos sentirnos bien con nosotros mismos si nos comprometemos a mantener nuestro cuerpo en forma.

La Higiene
Siempre relacionada con la limpieza y el orden. Previene enfermedades y aumenta la esperanza de vida. Realizar la ducha diaria, lavado frecuente de manos, cepillado dental e interdental, limpieza de cabello y uñas, asear las zonas de difícil limpieza como los oídos y las axilas.
Nuestra ropa también debe de estar limpia, cambiarnos a diario de ropa interior, utilizar la ropa adecuada, calzado, las sabanas de nuestra cama estar limpias cambiándolas semanalmente, con las toallas individuales, etc.

El Descanso
Conviene adquirir la costumbre de tomarse períodos de descanso durante el día sin que sea dormir, sino simplemente períodos de relajación, como ver televisión, escuchar música, estar sentados por unos momentos. También debemos acostarnos temperado, protegernos de los ruidos intensos y dormir lo necesario.
¿Cómo podemos enseñarle a nuestro niños a cuidar su cuerpo? Conteste esta pregunta en un párrafo de 8 renglones, en el vínculo comentarios de está entrada.